sábado, 13 de junio de 2009

De biblioteca a biblioteca, y tiro porque me toca

Que no se puede ser responsable y querer estudiar, coñe.

Hoy El país publica un artículo acerca de lo difícil que lo tienen los madrileños cuando quieren hacer deporte. Y es que en Madrid las instalaciones deportivas municipales se quedan escasas.

Pero les voy a tener que proponer otro artículo: la escasez de plazas en bibliotecas públicas y municipales. Es época de exámenes y hay más demanda, yo lo comprendo, pero por eso mismo, ¿por qué no acondicionan más salas para que vayamos los estudiantes? Si saben lo que pasa, ¿por qué se quedan de brazos cruzados? Pero claro, luego se nos llena la boca diciendo desde la Consejería de Educación que nuestros niños van a ser los más listos, y nuestros jóvenes los mejor preparados por los medios de que disponen. ¡Los cojones 33!


Que no, que no, que no, que estas no son formas.

En la primera biblioteca a la que he ido no hacia falta ni subir las escaleras, en cuanto veías a alguno bajándolas, libro en mano y cara de "mecagüen", ya sabías que no había sitio. Bueno, sí que los había, pero desocupados (e inocupables) a la espera de que lleguen estudiantes con su portátil. Que yo porque no tengo, que si no me lo llevaba aunque luego no lo encendiese si quiera.

En la segunda, había cola para entrar. La gente se daba la vez como si eso fuera el mercado. Y no hablo de 2 ó 3 personas, ojo, que eran bastantes más.

En esa misma biblioteca, en su día me dijo el guardia de seguridad que si quería coger sitio tenía que ir entre las 2 y las 5 de la mañana, que es cuando se quedan puestos libres.


Esto es de locos. He vuelto con un mosqueo del 15 por haber perdido 1 hora, haberme dado el paseo en balde, y sobretodo, haberme chupado los 40º que están cayendo en los madriles.

Una está tensa per se, y encima le provocan. ¡Andad al carajo ya!


3 comentarios:

  1. Pero no ves que eso lo hacen para que estudieis en la comodidad de vuestros hogares y el cariño paterno-filial de vuestros congeneres?

    ResponderEliminar
  2. J.O.E. (Llamadme Joe)15/6/09 18:27

    Citando la noticia vinculada: "Tan sólo Málaga tenía peores datos que Madrid, de entre 18 grandes capitales..."

    Este dato es igualmente extrapolable a la su densidad de bibliotecas; "Málaga ciudad" (la cual alberga, por cierto, mis hermosos huesos), tan importante (se supone que 5ª en España) como fea, carece de sufientes espacios públicos de acceso a la lectura.

    Al menos, y para darnos con un canto en los dientes flamencos, tenemos "una bonita coplilla" al respecto: "Málaga ciudad bravía,/ que entre antiguas y modernas/ tiene veinte mil tabernas/ y una sóla librería." Frase que se ha mantenido tristemente vigente durante su siglo de vida con las librerías y con las bibliotecas.

    Resumiendo: te comprendo.
    A Ipuruk: va a ser que sí.
    A la ministra de cultura: con mi "E-Book reader" y con "interné", me leo los libros "por la patilla"; anda y que te ondulen con la permanén.

    Este país, Tanit, este país...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Por favor, Joe, mándame una fotografía (radiografía?)de tus hermosos huesos.

    Me ha encantado la coplilla. Málaga pinta de lujo para ir de vacaciones. Eso sí, con los exámenes aprobados, que si no, mal vamos.

    Al final voy a examinarme y no he pisado una biblioteca. Como me salga bien la jugada voy a boicotear a la biblioteca a la que iba. Además es de Caja Madrid, y con el panorama económico actual, van a estar encantadísimos de granjearse mala publicidad.

    Lo único que me preocupa es no ser consecuente con lo que tengo que soltar el viernes por esta boquita: despertar en los niños el interés por las bibliotecas.
    En Madrid es que entran al cole los niños con pañales y salen haciendote una crítica del Quijote. (Los malagueños, visto lo visto, saldrán cantandote la carta de tapas de las tabernas, vaya)

    @Ipuruk: mis padres y yo es que ya nos tenemos muy vistos, pero se agradece el intento ;)

    ResponderEliminar